Skip to main content

Pestañas perfectas: con un rizador de pestañas y una máscara es posible

Por sí sola, la máscara (protagonista de cualquier look) es capaz de hacer milagros. Consigue transformar la mirada, hacerla viva e intensa, sobre todo usando previamente el rizador. 
Si bien es cierto que el poder de la máscara ya es universalmente reconocido, a veces elegir la adecuada puede parecer complicado, por no mencionar el hecho de aprender a usar el rizador de pestañas para maximizar su eficacia.
La buena –buenísima– noticia es que con algunos consejos podrás tener unas pestañas perfectas al instante y disfrutar de las alegrías que solo el dream team del maquillaje de ojos sabe dar.

01

Cómo usar el rizador de pestañas para acentuar la curva de las pestañas

En primer lugar, no subestimes la importancia del rizador de pestañas, un arma de belleza con encanto vintage, totalmente estratégico para aportar a tu mirada un aire magnético. 

Estos son algunos trucos para usarlo de la mejor manera posible:
-actuar con la máxima delicadeza para que las pestañas no sufran. Puede parecer insignificante, ¡pero no lo es! No lo utilices si tienes prisa y no lo agarres demasiado fuerte. Quieres que tus pestañas estén ordenadas y bien abiertas, no dañarlas.

-Elige un accesorio profesional y no renuncies a la calidad. Un rizador de pestañas de acero con almohadilla de silicona es lo que necesitas.

-El rizador de pestañas se usa rigurosamente antes de aplicar la máscara, con las pestañas desmaquilladas, para evitar que se peguen o se dañen. 
PS: No te preocupes si nunca has probado este accesorio, necesitarás un poco de práctica, pero pronto te darás cuenta de que es muy fácil de usar.

-Agarra el rizador de pestañas con el pulgar y el índice e introduce las pestañas en la apertura, acercándote al nacimiento de las mismas. Llegados a este punto (ya habíamos dicho con deeeelicadeza, ¿no?) presiona sin apretar demasiado y mantén la posición durante unos segundos.

-Comprueba el resultado y, si fuera necesario, repite la operación. Has conseguido un efecto sorprendente, ¿verdad? 

-Cambia la almohadilla cuando veas que es menos eficaz (hazte con la tuya en caja).

02

¿Estás buscando la máscara adecuada? ¡Cuéntanos cómo son tus pestañas!

Ya hemos elogiado la máscara, descubramos ahora cuántos tipos existen (y la importancia del cepillo) para entender cuál es la perfecta para ti.
El primer secreto para encontrar la máscara adecuada es observar detenidamente tus pestañas. 
Con el espejo en la mano, averigua cómo son: a continuación, encontrarás una serie de consejos de combinación que tienen en cuenta la fórmula y el aplicador.

Pestañas rectas: para realzarlas, tendrás que procurar que queden envueltas por la máscara y aportarles un efecto curva. Obviamente, utilizar el rizador de pestañas antes de aplicar la máscara es lo ideal, notarás la diferencia.
¿El cepillo perfecto para ti? Curvo, de elastómero o de fibra. 

Pestañas cortas: para que queden espectaculares, aplica una máscara activa de efecto longitud con el clásico movimiento en zig zag, desde la base hasta las puntas.
¿El cepillo perfecto para ti? Fino, quizás con forma cónica. Para un efecto longitud “extremo”, también es perfecta una máscara con fibras. 

Pestañas rectas y cortas: la máscara que necesitas aporta a las pestañas un efecto volumen modulable. Aplícala varias veces hasta que consigas el resultado deseado (y olvídate de los grumos).
¿El cepillo perfecto para ti? De elastómero. 

Pestañas no definidas: elige una máscara que aporte a tus pestañas un efecto volumen combinado con el efecto definición.
¿El cepillo perfecto para ti? Mini. 

Trucos a tu alcance y tu smartphone cargado: haz una foto de tu look y compártela utilizando el hashtag #KIKOtrendsetters. Sumérgete en el mundo KIKO MILANO y sé la protagonista.

Regístrate

Aprovecha los beneficios exclusivos

Envío GRATUITO

a partir de 25€

KIKO KISSES

Descubre el programa de fidelidad KIKO

Devolución fácil

hasta 14 días desde la recepción del pedido